Más niños y familias rurales tendrán acceso al agua potable

Un promedio de “900 familias de sectores rurales de Cálcuta, Águila Media, Cualamaná sector Siroma, Águila Baja, Seboruco y San Cristóbal tendrán desde ahora el derecho a consumir agua potable, agua tratada”, así lo dio a conocer el alcalde Gómez, en la reunión sostenida con las comunidades donde se socializó los detalles del megaproyecto que optimizará siete acueductos verdales en todo el municipio este año; garantizando la prestación eficaz del servicio de agua apta para el consumo humano como ocurre en la zona urbana. Un convenio de cooperación que se lleva a cabo entre la administración municipal, las Empresas Públicas de Melgar -Empumelgar E.S.P.- y la petrolera PERENCO por valor de mil 743 millones de pesos, con un lapso de ejecución de siete meses. 

SE OPTIMIZARÁN EN UN 85% LOS SISTEMAS DE ACUEDUCTO EN TODAS LAS VEREDAS 

Luego de tres años realizando los estudios técnicos, de campo, de diseño hidráulico, de diseño de planos, de laboratorio, estudios económicos, legales y ambientales, fue el tiempo que tardó este gobierno para dar consecución al compromiso adquirido en las mesas de concertación (para construcción el Plan de Desarrollo) con las comunidades, teniendo claro el férreo propósito de garantizar un digno sistema de captación, de tratamiento y conducción para suministrar agua de calidad en las veredas.

“EL AGUA APTA PARA EL CONSUMO HUMANO ES FACTOR ESENCIAL DE EQUIDAD, IGUALDAD Y DE JUSTICIA SOCIAL”: ALCALDE GÓMEZ 

Sin lugar a dudas, estas son excelentes noticias para quienes viven en los sectores veredales que por años han consumido agua cruda, agua sin tratamiento para su potabilización. Según palabras del mandatario local “el agua apta para el consumo humano es factor esencial de equidad, igualdad y de justicia social”. Es por esto que decenas de familias por años han estado expuestos a enfermedades por una diversidad de sintomatologías vinculadas con el agua sin tratar.

“He considerado siempre que el acceso al agua potable como un derecho básico para todas las personas sin discriminación social, y como un paso esencial hacia la mejoría de los estándares de vida en todos los que hacemos parte de esta población y de este hermoso país. Las comunidades carentes de acceso a sistemas óptimos que garanticen un agua de calidad, están atrapados en un círculo vicioso de exclusión y desigualdad por sus gobiernos”, aseguró el burgomaestre Gómez. 

PROCESO DE SOCIALIZACIÓN 

La socialización estuvo presidida por la primera autoridad local, Gentil Gómez Oliveros, la Secretaria de Gobierno, Jenny Paola Patiño Mejía, el Secretario de Infraestructura y Desarrollo Físico, Ing. Jhon Alexander Pedreros Cruz, el Director Administrativo de Planeación, Camilo Clavijo, el Director Operativo de Empumelgar, Ing. Jhon Rodríguez Álvarez, el representante legal del Consorcio Aguas de Melgar 2015, Ing. Jorge Enrique Mellado Vera y las comunidades de Cálcuta, Águila Media y Siroma.

¿QUÉ COMPRENDE LA OBRA? 

Por su parte, el Ing. Rodríguez de Empumelgar, indicó que el proyecto se divide en dos etapas. La primera comprende: la ejecución de obras en Cálcuta, Águila Media y Siroma, donde se reconstruirá las bocatomas (las cuales se encuentran en un estado de abandono avanzado), construcción de sistemas de desarenadores para hacer el tratamiento del agua cruda, construcción de plantas de tratamiento tipo compacta, redes primarios y secundarios de conducción, macro y micro medidores, y optimizaciones hidráulicas para tanques de abastecimiento y ramales de derivación. La segunda etapa comprende: la optimización de los siguientes acueductos veredales ya mencionados.

¿Y LA ADMINISTRACIÓN DE LOS ACUEDUCTOS ESTARÁ EN MANOS DE QUIÉN?

El alcalde Gómez fue enfático en recordarles a los ciudadanos que sobre él recae la responsabilidad legal y constitucional de adoptar medidas para garantizar el suministro de agua potable a la población; y si no lo hace, estaría incurriendo en una falta gravísima como servidor público. Continuó explicándoles que de ninguna manera él está interesado en imponer medidas que vayan en contravía de los intereses soberanos de las comunidades. “Pero de la misma forma, deben entender que luego que se culminen las obras, ellos deben estar preparados legalmente” para hacer frente a la administración de los acueductos totalmente optimizados para su correcta operación. Como lo viene ejerciendo Empumelgar en el acueducto central y la Asociación de acueducto en la vereda Chimbí, la cual es un ejemplo de asociatividad.

“El Gobierno de Derechos y Oportunidades” está interesado en prestar completamente la asesoría administrativa, técnica, jurídica y operativa a las asociaciones que los requieran, para que sean manejados adecuadamente y presten un servicio acorde a las necesidades de las comunidades; de manera que sean auto sostenibles y rentables”, puntualizó el mandatario.

LA CULTURA DE PAGO POR EL CONSUMO

Según Consuelo Rojas, líder comunal, mencionó: que si su comunidad no se organiza en este tema, la administración municipal tendrá que asumir la operación, si no se tiene un compromiso real de los pobladores. 

“la idea es imponer la cultura del pago por el consumo del agua en nuestra comunidad, porque sin los aportes es imposible el sostenimiento del acueducto y del pago de la persona que lo opere. Y si no tenemos un compromiso colectivo o no somos capases de organizarnos para administrar el recurso hídrico, soy la primera en pedir intervención de Gobierno”, reitero la lideresa.

LAS COMUNIDADES

Por su parte, las comunidades recibieron con buenos ojos este compromiso pactado desde hace dos años con el gobierno actual, he hicieron algunas recomendaciones para acordar la forma de empleo que pudiera surgir de las obras. A demás, expusieron algunos requerimientos normales para hacer el seguimiento permanente a la misma.